¿Qué sentirías si un día recibieras una llamada del National Geographic para trabajar en su equipo de arte?

Esto es lo que le ocurrió a Fernando Baptista, quien vio cómo en un instante cambiaba su rumbo profesional significativamente.

Un vídeo que cuenta sus experiencias y también el método de trabajo que sigue hoy en día . Os aseguramos que resulta alucinante. Siempre abocetando, dibujando, esculpiendo, creando con las manos ideas y más ideas que finalmente cobran vida en esta emblemática revista.